Gobernación implementa medidas en colegios para prevenir contagio por COVID-19.

Prensa Gobernación del Atlántico.

El Departamento solicita al Ministerio de Educación modificar calendario escolar como contingencia por establecimientos con servicio irregular de agua potable.

La Gobernación del Atlántico, a través de sus secretarías de Salud y Educación, y el acompañamiento de las de Agua Potable y la Jurídica, implementaron una serie de medidas tendientes a salvaguardar la salud de los estudiantes y comunicad educativas de las instituciones no certificadas del departamento.

Las medidas deben ser atendidas con carácter de inmediatez por los rectores y directores rurales de los establecimientos educativos, oficiales y privados, de los municipios no certificados del Departamento del Atlántico, según explicaciones de la secretaria de Educación Catalina Ucrós.

Entre las medidas adoptadas está la de suspensión de actividades académicas en las instituciones educativas donde no se brinden las condiciones sanitarias, en especial la del suministro continuo de agua, que permita atender las recomendaciones dadas en la Circular Conjunta No. 11 de 2020 cual es la del lavado continuo, y de manera adecuada de las manos.

Los establecimientos susceptibles de esta medida corresponden a 102 de las 204 sedes educativas que tiene el departamento, las cuales pertenecen a 85 instituciones. Las sedes que podrían suspender clases pertenecen, en su mayoría, a municipios del cono Sur del departamento.

La suspensión de las actividades académicas regiría desde el lunes 16 de marzo de 2020, y el personal docente deberá adoptar estrategias pedagógicas que permitan la continuidad en el proceso de formación desde la casa, o disponer del uso de las tecnologías para el trabajo en casa, esto durante la semana comprendida entre el 16 y el 20 de marzo de 2020, y previa comunicación a la Secretaría de Educación Departamental.

Este sábado se reunirán en Barranquilla los rectores de las 85 instituciones educativas del departamento para socializar estas medidas y escuchar a los directivos sobre expectativas y realidades en el terreno.

Otra de las medidas tiene que ver con valorar, de manera inmediata, la situación y condiciones del estado de salud de los miembros de la comunidad educativa, así como del suministro de agua en las instalaciones sanitarias de los establecimientos educativos, que les permita tomar las decisiones relacionadas con la prestación del servicio educativo.

Igualmente la Gobernación del Atlántico ha solicitado al Ministerio de Educación autorización para modificar el calendario que rige para 2020 en el sector oficial, de tal manera que en estos establecimientos no se preste el servicio educativo a los estudiantes desde el 23 de marzo hasta el 12 de abril, y reorganizar el trabajo de los educadores y administrativos para que laboren de manera no presencial.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*