Arnaud Démare ganó la décima etapa del Giro de Italia.

CICLISMO

El francés fue el más rápido en el embalaje y triunfo tras los 145 km de recorrido. En los últimos mil metros hubo una caída que afectó a Ackermann.

Este martes, luego de la primera jornada de descanso, el francés Arnaud Démare se quedó con el triunfo en la décima etapa del Giro de Italia, una jornada en la que hubo una fuerte caída en los últimos metros. De hecho, el ciclista que se fue al piso fue el alemán Pascal Ackerman, el dueño de la camiseta Chiclamino y uno de los llamados a pelear en el embalaje final.

El corredor de Bora perdió el control de su bicicleta y se fue contra el asfalto. Tan duro fue el golpe que hizo recordar lo que sucedió hace unos días cuando Tom Dumoulin pasó la meta con su pierna ensangrentada

En el recorrido llano de 145 kilómetros entre Rávena y Módena, donde hubo un final accidentado a falta de un kilómetro, saliendo perjudicado el alemán Pascal Ackermann (Bora) -suma dos triunfos-, Démare logró su primera victoria de la temporada al imponerse ante el local Elia Viviani (Deceuninck-Quick Step), segundo por tercera vez en la presente edición, y frente al germano Rüdiger Selig (Bora).

La clasificación general sigue siendo liderada por el italiano Valerio Conti (UAE). Aventaja por 1.50 al esloveno Primoz Roglic (Jumbo) y por 2.21 al galo Nans Peters (Ag2r). El mejor colombiano en la carrera es Miguel Ángel López (Astana), 27°, a 6.19.

Este miércoles se disputará la undécima fracción, de 221 kilómetros entre Carpi y Novi Ligure. De nuevo terreno plano para que los velocistas busquen al final la victoria.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*