Cómo lograr un buen estado de salud física, aquí se lo recomendamos.

Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física, contribuyen a un mejor estado de la salud, por ejemplo, tras un período largo de inactividad, deben realizarse de manera progresiva, ejercicios bajo impacto, para minimizar cualquier tipo de lesiones articulares y musculares. Cada deportista debe analizar las demandas de su deporte de elección antes de decidir su plan de entrenamiento.

La intensidad y la carga deben ser determinadas de forma individual, ya que dependen del nivel técnico y de la condición física de cada persona.

Algunos de los beneficios biológicos de entrenar son:

  • Mejora la forma y resistencia física.
  • Regula las cifras de presión arterial.
  • Incrementa o mantiene la densidad ósea.
  • Mejora la resistencia a la insulina.
  • Ayuda a mantener el peso corporal.
  • Aumenta el tono y la fuerza muscular.
  • Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.

Beneficios psicológicos

  • Aumenta la autoestima.
  • Reduce el aislamiento social.
  • Rebaja la tensión y el estrés.
  • Reduce los niveles de depresión.
  • Ayuda a relajarte.
  • Aumenta el estado de alerta.
  • Disminuye el número de accidentes laborales.
  • Menor grado de agresividad, ira, angustia…

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*