El boliviano Mario Mercado, pone la cara por Colombia en el ráquetbol

Bolivia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. El raquetbolista Mario Mercado hoy en día representa a Colombia y su sueño es brindar un oro al país de los dos mares. 

Nació en Cochabamba, Bolivia, se formó como raquetbolista en ese país y como boliviano cosechó muchos logros a nivel nacional e internacional, pero actualmente defiende orgullosamente los colores colombianos.

Haber ganado su último Mundial Juvenil en Cali, representando a Bolivia fue clave para que Mario decidiera radicarse en Colombia.

La oportunidad se le presentó una vez consiguió ese campeonato en 2014, cuando la Liga del Valle del Cauca y la Federación Colombiana de Ráquetbol le manifestaron el interés de integrarlo al equipo nacional y él no la desaprovechó.

“Me acogieron, me apoyaron y me ayudaron siempre con mi preparación. Siempre me han tratado y hecho sentir como si estuviera en casa”, explicó.

El deportista de 23 años se siente como un colombiano más gracias a la cercanía y el ánimo que le demuestran las personas cada vez que pisa una cancha en cualquier ciudad del país.

Como en las del Estadio de Ráquetbol, ubicado en el Parque Distrital de Raquetas La Castellana, donde ha apreciado más que nunca el calor y el arropo de las gradas. Marca registrada de Barranquilla.

«Es tremendo, espectacular. No tenemos nada que envidiarle a ningún complejo del mundo”, manifestó.

Transcurridas las dos primeras jornadas, el saldo ha sido bastante positivo para Mercado. En su debut derrotó categóricamente al costarricense Felipe Camacho, y este sábado ratificó el primer puesto del Grupo D, luego de vencer al dominicano Ramón de León.

El encuentro parecía ser cómodo para él, ganando el primer juego 15-5, sin embargo, su rival no se la puso fácil y en el segundo alcanzó a estar por delante hasta por cinco puntos. Motivado por el enorme aliento del público local logró reponerse y terminó imponiéndose 15 a 12.

Fue en el encuentro por Dobles junto al barranquillero Set Cubillos donde se pudo percibir un ambiente más pujante a su favor. Desde el primer minuto celebraron cada punto de los colombianos como si de una final se tratase. Incluso, cuando después de haber ganado el primer juego con un trabajado 15-13, se igualaron las acciones.

En el desempate se resolvió todo positivamente para los locales.

Las expectativas van creciendo a medida que van pasando los días y se nota el trabajo duro para conseguir una, dos o hasta tres medallas para Colombia. Ahora lo que sigue es tratar de alcanzar un pleno de victorias en el grupo cuando se vea las caras con el venezolano Luis Zea y ya después si pensar en los enfrentamientos directos.

Eso sí, cada uno de sus triunfos van dedicados especialmente a su familia y a su novia en Bolivia, a quienes visita cada vez que puede. Cuando no está en Cali entrenando, viaja a Estados Unidos para competir en el IRT Tour profesional.

*Con información Barranquilla 2018.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*