Inglaterra le ganó a Túnez y a los mosquitos.

Insólito ataque de mosquitos en el partido correspondiente al Grupo H, ingleses y tunecinos fueron las víctimas de estos insectos que durante los noventa minutos no dejaron de inquietar a jugadores y aficionados. Harry Kane, figura y goleador del encuentro los sintió hasta dentro de su boca. El repelente no fue suficiente, No es la primera vez que los futbolistas se ven sorprendidos ante la presencia de plagas en eventos de alto nivel.

Por: Manglio Bovea Orozco.

En un encuentro de fútbol atípico en una Copa del Mundo, Inglaterra y Túnez, se enfrentaron no sólo entre ellos, sino también a los mosquitos, quienes de manera despiadada atacaron a lo largo del compromiso. El zumbido era constante desde que saltamos a la cancha para el calentamiento previo al partido, sostuvo uno de los jugadores británicos, quien también se vio afectado al igual que los aficionados apostados en las gradas para observar este choque válido por la primera fecha del grupo H.

La ciudad de Volgogrado, sede del partido, estaba siendo sobrevolada por esta plaga, ya las autoridades habían alertado sobre el singular hecho, que en este lugar es muy frecuente con la entrada del verano y las altas temperaturas que se vienen presentado sobre las últimas horas.

 

Los mosquitos han llegado de forma masiva a la cuidad, aprovechando el calor y la humedad y de forma intempestiva invadieron el estadio, causando permanente incomodidad para los jugadores, quienes no tuvieron más opción que continuar el encuentro, que fue dirigido por el árbitro colombiano Wilmar Roldán, quien en nigún momento vio la necesidad de suspenderlo ante la permanente amenaza de los bichos.

 

Pero esto no fue obstáculo para que el gran goleador Harry Kane, marcara dos tantos, uno de ellos a punto de finalizar el compromiso, con un golpe de cabeza que fue al fondo de la portería de Túnez, otorgándole la victoria a los ingleses, quienes vencieron a los africanos y a los mosquitos.

 

El marcador final fue de dos goles por uno, pero de lo que más se habló al finalizar el choque, fue sobre el ataque de los mosquitos, el ciudadano Kane, como le llaman al goleador del Tottenham Hotspur, quien señaló lo incontrolable que sentía en la cancha que hasta dentro de la boca se le metían.

No es la primera vez que los insectos son protagonistas en un torneo como este. En la final de la última Eurocopa entre Francia y Portugal fueron las langostas las que fastidiaron a los jugadores. En la Euro de Austria y Suiza, fue la garrapata, por la cual jue oportuno que se vacunaran los jugadores, finalmente no fue tan nociva como parecía.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*