Ecos de las Elecciones presidenciales: Jornada Ejemplar e importante Avance.

Análisis  de lo que fue la jornada electoral del domingo, propuestas de los candidatos y lo que viene en la recta final entre Duque y Petro: Cambio de estrategias, adhesiones y acuerdos programáticos, mantienen a la expectativa a todo un país.

 

Por Juan Altamar Santodomingo.

 

 

 

 

 

Cumplida la Jornada Electoral habrá Segunda vuelta el próximo 17 de junio. Análisis, críticas y opiniones sobre el resultado, al igual que después de un partido de futbol, fluye en las calles el conocimiento de estrategias correctas, saben quién y por qué falló, conocen los errores y aciertos. Pero ya es el pasado.  

 

Prefiero exaltar lo bueno del proceso y felicitar a todos los candidatos por su contribución a la democracia. Sus programas y alocuciones nos permitieron  clarificar y aprender conocimientos. También cuestionamos y controvertimos a partir de nuestras visiones y formación. Un verdadero ejercicio de la inteligencia. Prefiero éste enfoque al lugar común de repetir descalificaciones, creyendo que por hacerlo, sabemos y conocemos.

Fue una contienda pacífica, con record de participación. Somos aún una sociedad en construcción política y lo sucedido muestra que habrá futuro. Hubo diversidad conceptual para abordar el “deber ser” del manejo del Estado. Confluencia temática para rechazar la corrupción, mejorar de la educación, la salud y  la seguridad. Visiones diferentes sobre la economía, algunas concordantes y una divergente que plantea cambio de modelo.

Las campañas competidoras fueron  fieles a la tradición latinoamericana donde son los cuadros o lideres los que encarnan la representación, en lo que se denomina caudillismo, identificado con el nombre del líder, por encima de los Partidos y la Ideología. Los resultados son la muestra fehaciente, tanto que los votos por candidatos difieren de los resultados obtenidos por sus respectivas colectividades en el pasado debate a Congreso.

La juventud de un candidato que asumió el reto con disciplina, impulsado por un líder caudillo fuerte. La apertura generada por el Proceso del fin del conflicto, que permite el auge de un amplio sector decidido a enfrentar con su participación  la tradición política colombiana, confluye para fortalecer la presencia de la izquierda encarnada en un caudillo radical que expone el boceto del cambio de modelo,  para atacar las inequidades. Y el liderazgo de lenguaje diferente  incluyente y respetuoso, pero con férrea convicción sobre educación y anti corrupción, pintaron el cuadro sobresaliente de los resultados. Tres posturas tradicionales de la democracia: Derecha, Izquierda y Centro.

Hoy no tiene sentido encontrar explicación de los resultados por fuera de las matemáticas. La sumatoria de votos depositados por cada candidato, indica  los dos primeros que van para segunda vuelta. Pero si es interesante tener presente que se ha avanzado en el proceso de toma de decisión electoral. Estamos cambiando para bien, trasparencia y agilidad es una muestra. Verlo así es más saludable  que creer que todo está mal.

La segunda vuelta presupone cambios de estrategias. Los finalistas llegaron representando el radicalismo de derecha e izquierda. Seducir al votante de centro presupone replantear muchas posturas temáticas y de carácter personal para presentarse como atractivos, mesurados, incluyentes y de centro; con el riesgo de desencantar seguidores radicales, pero la finalidad es ganar.

Estratégicamente habrá dos líneas para ambas campañas; una: lograr las adhesiones con acuerdos programáticos y la otra,  generar temor al  elector de centro e independiente por el contrincante. Una Campaña recordando que su contrincante es el regreso de la extrema derecha y la otra, que el adversario va a cambiar el modelo económico y expropiará la propiedad privada.

Quien quede de segundo será el cabeza de bancada en el Congreso y el que gane, ni será un títere manejable, porque una cosa es el hombre sin el Poder real y otra cuando lo tiene; ni el otro podrá cambiar el modelo y expropiar, porque tendrá un Congreso alejado de esos ideales.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*