Muere ecuatoriana tras someterse a cirugía plástica en una clínica del norte de la ciudad

Rosa García vino desde EEUU a realizarse una lipoescultura y marcación abdominal. Sin embargo, falleció al parecer por complicaciones después del procedimiento.

La ecuatoriana Rosa García, residente en los Estados Unidos, falleció el día de ayer luego de permanecer por 10 días en cuidados intensivos, después de que se le practicara una cirugía estética.

Por decisión de su familia, la mujer fue desconectada de los aparatos que  la mantenían respirando.

La mujer de 44 años había venido a Colombia procedente de los Estados Unidos a realizarse una lipoescultura y una lipomarcación abdominal. El médico cirujano tratante fue Marcos Petro Toro.

El abogado Jorge Raad Berrío, asesor legal de la Organización Perfeccionando la Belleza Humana, a la cual pertenece cirujano Petro Toro, lamentó el fallecimiento de la mujer. Rosa García fue operada por Petro Toro y dijo que el procedimiento se realizó “conforme a los protocolos; fue una cirugía habitual y sin accidentes”. 

Dijo que, sin embargo, luego de que salió del procedimiento, “ella salió bien, conversó con los familiares, pudo hablar con ellos sin ningún inconveniente y ya en algún momento del proceso postoperatorio presentó una inflamación cerebral”.

Indicó que “el equipo del dr. Petro ha operado a más de 3.500 pacientes en los últimos años, con una tasa de complicación muy baja –inferior al 0.5%–. Pacientes que hayan presentado algún tipo de complicación, que yo tenga conocimiento, no han sido más de dos o tres pacientes”, agregó.

Denuncias en redes

Sobre denuncias que existen en redes sociales y de personas que habían sido operadas por Petro Toro y que habían sufrido “daños irreversibles” en las áreas operadas, el abogado Raad Berrío dijo que “no sabe de dónde sacaron esas referencias, esas afirmaciones”.

Explicó que tiene conocimiento de que en las redes sociales y páginas web hay comentarios en contra del médico, no tiene referencias de nombres puntuales.

“Lo que sí tenemos wa conocimiento de que hay muchos detractores que utilizan perfiles falsos para intentar difamar al doctor”, dijo.

Explicó que en cualquier tipo de cirugías existen complicaciones menores. “Es posible que el paciente en medio de su desconocimiento magnifique o agrande la situación”, afirmó.

“Tenemos casos –agregó– en los que los pacientes no asisten a los posoperatorios, que tienen premura en irse del país, a pesar de que les hemos indicado que la permanencia mínima es de 12 a 25 días dependiendo de cada caso, y hay pacientes que toman la decisión de viajar con anterioridad, pese al criterio médico y todo eso es informado en los distintos documentos que ellos firman a la hora de recibir el alta médica”, puntualizó.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*