Bolívar y Soledad

POR ALBA LUZ ARRIETA PAYARES

En tres ocasiones estuvo Bolívar en la Villa de Soledad. En estas visitas el Libertador proyectó su genialidad militar, política y visionaria. Conocedor de lo que representan los soldados para un Ejército y la fortaleza que inspira el líder, Simón Bolívar llegó, por primera vez a tierras soledeñas, el 22 de agosto de 1820. Su propósito era saludar a la tropa y motivarlos a entregar lo mejor de sí en el campo de combate. En esa ocasión fue recibido por su compatriota, el coronel Mariano Montilla a quien le había encomendado la liberación de las provincias de la costa Caribe.

Bolívar visitó el cantón militar de Soledad, ubicado en lo que hoy es la plaza del municipio, en compañía del coronel Montilla.

De la segunda visita de Bolívar a Soledad, los archivos históricos indican que se registró el 28 de diciembre de 1820. El motivo de este segundo encuentro fue respaldar a Antonio Nariño para su postulación como representante al Consejo de Villa del Rosario en Cúcuta. Para hacer dicha escogencia el Consejo Electoral de la Provincia de Cartagena se reunió en la emblemática Parroquia de San Antonio de Padua, según explica el historiador soledeño Fernando Castañeda García.

En esta segunda visita Bolívar demuestra su estrategia y conocimiento en temas políticos.

Aunque en la tercera ocasión, llega a Soledad un Bolívar derrotado y enfermo, se puede afirmar que su visión del futuro de América permanecía intacta, por ello en este lapso tuvo una interesante producción intelectual con la escritura de 23 cartas y el inicio de lo que sería su última proclama, documento que muestra la virtud de visionario y la vitalidad del estadista.

Bolívar permaneció 33 días en la casa quinta del hospitalario Pedro Juan Visbal, desde el 4 de octubre hasta el 7 de noviembre de 1820, sin embargo, este importante momento en la vida de Bolívar fue excluido de la Ruta Libertadora, solicitud que fue realizada por los soledeños ante las instancias pertinentes y está a espera de revisión.

En la casa quinta de hospitalario Pedro Visbal funciona la Casa Museo Bolivariano, epicentro de la cultura soledeña.

De la Villa de Soledad, Bolívar parte hacía Barrancas de San Nicolás, antes de llegar a su destino final, en la Quinta de San Pedro Alejandrino, donde finalmente fallece el 17 de diciembre de 1830.

Hoy, 24 de julio, recordamos el natalicio número 237 de Simón Bolívar, el héroe militar decisivo para el proceso de independencia del país, el mismo que nos habló de unidad, de propósitos colectivos y de la importancia de la educación porque como bien lo sentenció “un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*