Lessing Kérguelen quiere estar a Otro Nivel.

Por: Alfredo De La Hoz

Conversamos con el cantante, productor y compositor colombiano, Lessing Kérguelen, orgullosamente soledeño, quien luego de recorrer el mundo en un sin número de tarimas tanto a nivel nacional como internacional junto al maestro del merengue dominicano Wilfrido Vargas, ha logrado ahora conquistar al exigente jurado de ‘A otro nivel – Canta conmigo’ el reality show de Caracol Televisión, al punto de ser señalado como el virtual ganador del famoso programa televisivo.

Primer Plano: ¿Lessing bienvenido a primer Plano como estas?

Lessing Keruelen: Mi hermano muchísimas gracias por la invitación todo está muy bien gracias a Dios.

P.P.: Bueno Lessing cuéntame, desde que edad estás en la música

L.K.: Bueno realmente en la música, podría decir que desde muy chiquitico, creería que desde los 4 añitos, porque vengo de una familia musical, mis padres Lessing Kerguelen y Ana Jinete, son músicos de profesión, son docentes. Siempre, desde chiquitico crecí en ese entorno. Como te dije, vengo de una familia muy musical; por lo menos por parte de mamá, que es de la familia Jinete, son músicos soledeños. Toda la vida hemos respirado música, desde chiquiticos. Ya yo venía trabajando en la música, me acuerdo, desde pre-jardín. Estuve desde pequeñito en coros. Siempre tocaba en las obras de teatro, cantaba y tocaba piano, tocaba instrumentos, digamos que fui creciendo rodeado de música, festivales intercolegiados, en los coros y orquestas de los colegios; siempre estuve rodeado de la música.

Ahora bien, profesionalmente hablando, cuando me gradué del bachillerato, a los diecisietes años salí de Barranquilla hacia Bogotá, empecé a dedicarme de una manera más profesional en la música como tal.

P.P.: ¿Consideras que tienes la responsabilidad de seguir con el legado musical de la familia Jinete en el municipio de Soledad?

L.K.: No sé si la responsabilidad, pero siento un compromiso muy bonito con esto de seguir con ese legado musical que mi familia siempre ha llevado. De hecho, una de las primeras orquestas de merengue que hubo en Colombia fue la orquesta La Renovación de mi tío Eduardo Jinete; entonces siempre hay como ese anhelo de llevar más allá todo eso que inicio alguna vez con mis padres y con mi familia.

P.P.: Hemos visto el apoyo por redes sociales que te proporcionan diferentes artistas reconocidos como es el caso de Wilfrido Vargas, Eddy Herrera, Jhonny Ventura, entre otros. ¿Qué nos puedes decir de ese apoyo?

L.K.: Bueno, ese apoyo para mi es muy importante. Para mí es como un aval que me dan los grandes del género merengue, como el maestro Wilfrido Vargas, como el maestro Johnny Ventura, el maestro Eddie Herrera. Todos, desde mi infancia fueron mis ídolos y ver que ellos al día de hoy, me brindan su apoyo es una manera de decir que tengo el aval de estos extraordinarios artistas. Si ellos me están dando sus avales es porque están viendo algo en mí que debe ser mostrado al mundo. Ha sido una experiencia muy bonita, muy gratificante. Lo tomo también de una manera muy responsable, el hecho de que ellos me están brindando el espaldarazo quiere decir que mi grado de exigencia debe ser mayor por qué imagínate, ellos que han sido tan grandes y eso me dice que puedo llegar a ser grande, ese es un compromiso inmenso que se crea en uno; por lo menos yo lo veo así. Estoy asumiendo con mucha responsabilidad, con mucho profesionalismo. Cómo Dios nos va llevando en el camino y como logramos esos sueños.

P.P.: Y hablando de artistas importantes del género, tuvimos la oportunidad de verte al lado de Wilfrido Vargas, ¿cuéntanos como se dio todo y que tal esa experiencia?

L.K.: Llegar a actuar con el maestro Wilfrido Vargas creo que ha sido una de las experiencias profesionales más bonitas que he podido tener mi vida y cómo se dio. En primera instancia. Se dio porque yo también trabajó como productor musical y todo se dio precisamente por medio de eso. Yo realicé una producción que reunía al maestro Wilfrido Vargas con Ricarena con Kinito Méndez y un artista colombiano. Viajé a República Dominicana a realizar esa producción y al maestro Wilfrido le gustó mucho lo que se había logrado.

Él me hizo la propuesta de que empezáramos a trabajar para un nuevo disco suyo, y empecé a trabajar en algunas ideas para ello. Y bueno, esas ideas se fueron convirtiendo ya en un disco que le trabaje el maestro Wilfrido Vargas y en la medida que íbamos avanzando ese proceso le expuse que mi real vocación era ser artista, ser cantante, y le dije que me gustaría contar con su apoyo.

Él me dijo que la mejor manera, de hecho, de poder contar con su apoyo era entrando a su plataforma, es decir, a su orquesta. Y bueno, entré a la orquesta del maestro. Durante aproximadamente 7 años hicimos giras por Europa, por Estados Unidos, los mejores escenarios que un artista pueda soñar.

En Estados Unidos tuvimos un escenario muy emblemático que se encuentra en Nueva York, qué es Radio City Music Hall, que es de los teatros donde sólo los grandes artistas hacen sus conciertos y ahí estuvimos con el maestro Wilfrido Vargas. Pude asistir con él a la entrega de los premios Lo Nuestro, de los premios Grammy donde él ganó premio a la excelencia. Y así, un sin número de escenarios de la industria que toda artista sueña poder ir, esa ha sido profesionalmente la experiencia más bonita que yo he tenido y cómo lo dije en el reality A Otro Nivel, todo esto ha sido muy gratificante para mi vida. Pero ya llega ese momento en el que uno quiere brillar con luz propia, se lo dije y me apoyó. Ahora vamos a tratar de alcanzar todo esto que he hecho con el maestro, pero ya de manera autónoma, como artista independiente. Y eso fue como un resumen rápido de todas las cosas chéveres que se hicieron con el maestro Wilfrido Vargas.

P.P.: ¿Y ahora estamos A Otro Nivel?

L.K.: (Risas) Si, nos encontramos en esta bonita oportunidad que Dios puso en nuestras vidas y que se trata del programa A otro Nivel. Yo hacía un año que había tomado la decisión con el maestro de emprender mi carrera como solista y empezamos con ese proceso, en medio de todo esto llegó la oportunidad de A Otro Nivel y bueno, ahora estamos haciéndole frente a este bonito reto.

En este reto nos damos cuenta que en nuestro país hay mucho talento y muy grandes artistas. Y creo que en el país no existe una ventana artística más grande que A Otro Nivel. Qué por lo menos para despistar emergentes. Si hay algo que un artista necesita es exposición y bueno creo que como A Otro Nivel no hay otro medio u otro programa o manera de lograr una mejor proyección. No hay una mejor manera de darse a conocer qué estando ahí.

Gracias a Dios por darnos la oportunidad, estamos afrontándolo -de la mejor manera posible- estudiando muchísimo, preparándonos muchísimo y trabajando con disciplina para poder estar a la altura de un programa de esta magnitud. Sobre todo para poder brindarle al país lo mejor de Lessing Kerguelen.

Esperando que el país pueda identificarse conmigo, que puedan apoyarme, que quieran apoyarme también, no sólo en el reality, sino después del reality; ya con mi carrera como tal. En eso estamos, dándolo todo, preparándonos día a día y esforzándonos para ver hasta dónde nos quiere llevar Diosito en esta oportunidad bonita.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*