Ministro ruso de Exteriores niega que Putin esté enfermo.

  • El ministro ruso de Exteriores, Sergéi Lavrov, defendió este lunes la buena salud del presidente ruso, Vladímir Putin, y dijo que nadie en su juicio «puede apreciar un síntoma de enfermedad» en él.

«El presidente Putin aparece públicamente todos los días. Pueden verlo en las pantallas, escuchar sus discursos. No creo que las personas en su sano juicio pueda apreciar un síntoma de enfermedad en este hombre», dijo Lavrov en una entrevista televisada a las cadenas TF1 y LCI en Francia.

Esas afirmaciones llegan después de informaciones y especulaciones durante los últimos meses sobre la supuesta mala salud de Putin.

En la entrevista, de unos 15 minutos, Lavrov defendió la actuación de Rusia en Ucrania e insistió en el objetivo es «desnazificar» el país y defender la lengua rusa.

Lavrov criticó la actuación de la Unión Europea en esta crisis y la acusó de actuar como un vasallo de Estados Unidos y de haber planeado las sanciones desde hace tiempo, antes incluso de febrero, cuando entraron los tanques rusos en Ucrania.

Interrogado sobre el sufrimiento de la población ucraniana y la muerte de miles de civiles, Lavrov acusó al Ejército ucraniano y a «batallones neonazis» de utilizar a la población como escudo para proteger equipos militares, que según Rusia es su único objetivo.

«Si la operación lleva tanto tiempo es porque el Ejército ruso ha pedido evitar a todo coste el ataque contra infraestructuras civiles», aseguró Lavrov, que no respondió a la pregunta de la presentadora sobre el devastador estado de ciudades como Mariúpol.

Los objetivos de Rusia, según Lavrov, son «proteger a los civiles del Donbás, desmilitarizar Ucrania y e impedir que haya allí armas que supongan una amenaza para Rusia».

También, restablecer la lengua rusa y sacar al Ejército ucraniano «de las regiones de Donetsk y Lugansk» y del resto del territorio donde hay gente «que no quiere romper los vínculos con Rusia», porque «corresponde a la población decidir».

Para Lavrov, las sanciones de la Unión Europea son «histéricas» y «muestran una impotencia», ya que «el principal perdedor de esta guerra es Europa».

Comunicaciones abiertas 

Sobre la insistencia de Macron en mantener las vías de discusión abiertas con Putin, Lavrov dijo que el presidente ruso acepta las peticiones de comunicación de todo el mundo.

«Escuchamos que Rusia es acusada públicamente de agresión por dirigentes de la UE, sin excepción, en un lenguaje belicoso. Si detrás de ese lenguaje hay una voluntad de actuar sobre los problemas y las causas de la crisis actual, estaremos siempre dispuestos a discutir», añadió.

Sin embargo, dijo que pese a la «larga relación de confianza» entre Macron y Putin, «Francia arma activamente a Ucrania, también con armas ofensivas, y reclama una guerra hasta el final para vencer a Rusia».

EFE

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*