Coronavirus: la exitosa estrategia de Corea del Sur para salvar vidas en medio de la pandemia del covid-19.

El coronavirus se convirtió oficialmente en una pandemia este miércoles.

China, Italia, Irán y Corea del Sur son hasta la fecha las naciones más afectadas por la dispersión de este virus y sus gobiernos han adoptado medidas para detener su propagación.

China aisló varias ciudades y construyó hospitales en menos de una semana para atender la emergencia, mientras que el gobierno italiano decretó el aislamiento en todo el territorio peninsular.

Pero hay un caso que se está tomando como ejemplo: el de Corea del Sur.

A pesar de tener una elevada cifra de casos diagnosticados, el número de fallecidos representa una tasa de mortalidad del 0,6%, menor que la de EE.UU., Italia e Irán.

La propagación global, 13 de marzo de 2020

Este cuadro se basa en datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins y puede que no refleje la información más actualizada de cada país.

Total de casos confirmadosNúmero total de muertes
138.2955.100
CasosMuertes
China80.9453.180
Italia15.1131.016
Irán11.364514
Corea del Sur7.97966
España4.334122
Alemania3.1567
Francia2.87961
EE.UU.1.26833
Suiza1.1257
Suecia8091
Holanda80410
Reino Unido79811
Dinamarca785
Noruega750
Crucero Diamond Princess6967
Japón63916
Bélgica5563
Austria3021
Qatar262
Malasia197
Bahréin189
Singapur187
Canadá1571
Israel157
Finlandia155
Brasil151
Grecia1331
República Checa117
Portugal112
Islandia103
Eslovenia89
Emiratos Árabes Unidos85
India811
Egipto802
Kuwait80
Irak798
Líbano773
Tailandia751
Irlanda701
Rumania70
San Marino695
Indonesia694
Arabia Saudita62
Polonia581
Filipinas525
Taiwán501
Vietnam47
Rusia45
Chile43
Estonia41
Cisjordania35
Albania331
Croacia31
Serbia31
Eslovaquia30
Bielorrusia27
Panamá271
Argelia262
Luxemburgo26
Georgia24
Sudáfrica24
Bulgaria231
Costa Rica23
Perú22
Argentina211
Pakistán21
Chipre19
Hungría19
Omán18
Ecuador17
Letonia17
Azerbaiyán151
Colombia13
Bosnia y Herzegovina13
México12
Malta12
Brunéi11
Armenia8
Jamaica8
Maldivas8
Macedonia del Norte7
Afganistán7
Túnez7
Lituania6
Marruecos61
Guayana Francesa5
Camboya5
Sri Lanka5
República Dominicana5
Paraguay5
Reunión5
Senegal5
Nueva Zelanda5
Liechtenstein4
Bangladesh3
Cuba3
Islas Feroe3
Moldavia3
Martinica3
Ucrania31
Isla de San Martín2
Burkina Faso2
República Democrática del Congo2
Honduras2
Kazajistán2
Camerún2
Mónaco2
Guernsey2
Nigeria2
Turquía2
Bolivia2
Andorra1
Australia1
San Bartolomé1
Bhután1
Vaticano1
Islas Caimán1
Etiopía1
Gabón1
Gibraltar1
Guinea1
Guadalupe1
Guyana11
Jordan1
Kenia1
Mongolia1
Nepal1
Sudan11
Togo1
Trinidad y Tobago1
Costa de Marfil1

Ver más


Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.), autoridades locales

Última actualización 13 de marzo de 2020 17:30 GMT.

¿Cómo ha reaccionado Corea del Sur ante la epidemia del coronavirus y qué podían aprender los otros países?

«Corea del Sur adelantó una campaña agresiva para combatir el virus. Puso todo su sistema de salud a disposición para diagnosticar tempranamente la presencia del covid-19 en los habitantes de zonas críticas del país», explica Bugyeong Jung, periodista del servicio coreano de la BBC.

Un ejemplo de ello es que, a pesar de que EE.UU. y Corea del Sur anunciaron el mismo día el primer caso de coronavirus en sus respectivos países (20 de enero), hasta esta semana EE.UU. había examinado a 4.300 personas en su territorio.

Corea del Sur, en cambio, hizo el test en 196.000.

«Ese método, aunque ha sido calificado de invasivo, ha logrado salvar vidas», añade Jung.

Diagnóstico masivo

Cuando estalló la epidemia, a finales de 2019 en el norte de China, se sabía que los países vecinos serían los primeros donde el nuevo virus aterrizaría.

El 20 de enero, Corea del Sur confirmó la noticia del primer caso de coronavirus.

Pronto, el sistema de salud surcoreano detectó el origen de la epidemia en su país: la ciudad de Daegu, en el norte, donde se han presentado tres cuartos de los casos totales en Corea del Sur.

Y de ellos, el 63% de los casos de contagio estaban relacionados con el grupo religioso la Iglesia de Jesús de Shinchonji, un culto dedicado a expandir la idea de que su fundador, Lee Man-hee, es la segunda encarnación de Jesucristo.

«Corea del Sur estaba preparada para afrontar esta epidemia desde el año pasado, cuando tuvo que enfrentar al MERS (el síndrome respiratorio de Medio Oriente)», dice Jung.

La estrategia, coordinada por el Ministerio de Salud surcoreano, se estableció desde el primer día: una amplia red de diagnóstico y la reducción de la tasa de mortalidad como objetivo.

«Detectar el virus en sus etapas más tempranas es fundamental para poder identificar a las personas que lo tienen y de esa forma poder detener o demorar su expansión», le dijo a la cadena CNN Park Neunghoo, ministro de Salud de Corea del Sur.

«Eso nos ha permitido también planear adecuadamente la atención en salud, debido a que solo el 10% de los contagiados requiere hospitalización«, añadió.

Para los especialistas, el método utilizado por Corea del Sur es el más eficaz porque permite tener un panorama más amplio de lo que está ocurriendo.

«Corea del Sur ha estado controlando a 10 mil personas por día,muchas de las personas que dieron positivo tenían síntomas leves», le dijo a BBC Mundo el profesor de Epidemiología de la Universidad de Hong Kong, Benjamin Cowling.

Críticas

Pero la estrategia ha tenido sus críticas.

Como señala el periodista de la BBC Hyung Eun Kim, el volumen de información que ha revelado el gobierno -que incluye el saber si tu vecino tiene coronavirus- ha recibido objeciones.

Buses.
Image captionAdemás de los riguroso exámenes para detectar a los contagiados, también hay sesiones de limpieza en los trenes, metros y buses.

«Hay un temor social que ha creado muchos momentos incómodos entre personas de varias ciudades. Todo el tiempo la gente está recibiendo información sobre las personas infectadas en sus celulares», señala el reportero.

«También ha llevado a muchos a solicitarle al gobierno que no revele sus datos personales, por las implicaciones que esto puede tener», agrega.

La estrategia parecía estar funcionando: el número de contagiados estaba a la baja en los últimos 11 días, lo que le hizo pensar al gobierno que la epidemia ya había «alcanzado su punto más alto» y estaba siendo controlada.

Sin embargo, este miércoles, el propio ministro señaló que se diagnosticaron 90 nuevos casos, lo que eleva otra vez la tasa de contagios en el país.

La principal razón fue la detección de un foco de infección en un centro de atención telefónica ubicado en la capital del país, Seúl.

«Las infecciones conocidas en este call-center podrían ser comienzo de una nueva ola que conduzca a un brote regional y a la expansión de la epidemia», señaló Park en un comunicado estatal.

* Tomado de BBC Mundo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*